Salud, Vida diaria

Visitas al pediatra: cómo llevar un registro del historial médico de tu hijo

 

Cómo llevar un registro del historial médico de tu hijo

 

¿Cuándo debe ir tu hijo a un próximo control con su pediatra? ¿Cuándo fue la última vez que lo llevaste? ¿Qué te dijo el doctor en esa oportunidad? Si no recuerdas la respuesta a estas preguntas entonces esto podría servirte.

Llevar un registro del historial médico de tu hijo es mucho más simple de lo que lo que parece, créeme. Acá te explico cómo lo hago y por qué quiero seguir usando este sistema por años.

Para cada uno de mis hijos tengo un cuaderno. En la primera página de cada uno hice una “ficha personal” con los datos de cada uno, información importante sobre su salud, el nombre de la pediatra que los atiende y mi teléfono (por si el cuaderno se pierde y alguien lo encuentra).

En la tapa, por dentro, pegué un gráfico de crecimiento para ir marcando el peso y la estatura de cada uno y saber en qué percentil se encuentran (hasta los 3 años uso este gráfico para niños y este para niñas, y para 3 años en adelante uso este gráfico para niños y este para niñas).

 

Gráfico de percentiles de crecimiento

Al marcar los puntos después de cada control médico, puedo ver cómo van creciendo mis hijos

 

Dentro del cuaderno también guardo el carné de vacunas, para tenerlo siempre a mano.

Cada vez que vuelvo de llevar a alguno de mis niños uno al doctor, ya sea para un control o cuando están enfermos, lo primero que hago es anotar la visita al doctor en el cuaderno, en una página nueva. Ahí incluyo:

  • La fecha
  • El nombre del doctor que lo atendió
  • La razón por la que lo llevamos
  • El peso y talla, si se trata de un control de rutina
  • El diagnóstico y otros comentarios del doctor
  • El detalle de los medicamentos que debe tomar
  • La fecha de la próxima visita

 

Registro de visita médica

Un resumen de un control con la pediatra.

 

En el cuaderno también anoto todas las vacunas.

 

Registro de vacuna

Con esto sé exactamente qué vacunas se han puesto y cómo han reaccionado con cada una

 

Actualmente muchos doctores entregan una ficha de atención impresa con toda la información, pero no siempre lo hacen. Además, muchas veces les hago preguntas específicas y las respuestas no siempre están incluidas en la ficha. Por eso prefiero registrar yo misma cada visita, y la ficha y/o receta la pego al final de la hoja.

Por supuesto, es súper útil llevar el cuaderno a cada visita, porque si el doctor pregunta por algún tratamiento anterior o necesita cualquier otro antecedente, basta con revisar el cuaderno y ahí está todo.

Los cuadernos de mis niños los guardo en una carpeta que solo tiene documentos de ellos, junto con exámenes (como radiografías, por ejemplo) u otros papeles más abundantes.

Los cuadernos de visitas al pediatra incluyen todo el historial médico de mis hijos, desde su primer control a los pocos días de haber nacido. Mi intención es entregarle a cada uno su cuaderno cuando sean grandes y empiecen a hacerse cargo de su salud. En ese sentido, los 5 minutos que me demoro en anotar cada visita terminan siendo una inversión a largo plazo.

Y en lo inmediato, los cuadernos me sirven a mí y a los médicos que los atienden para no olvidar información importante y tener todo a mano.

¿Qué opinas este sistema? ¿Cómo lo haces tú para llevar cuenta de las visitas al doctor?

 

Tagged , , ,

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.