Vida diaria

Cómo organizar los juguetes de los niños en 7 simples pasos

cómo organizar los juguetes de los niños

 

cómo organizar los juguetes de los niños

 

(Actualizado: 08/2018)

 

Cuando hay niños en la casa, es fácil sentir que los juguetes se apoderan de todos los espacios. En mi experiencia, esto se debe a una (o dos, o tres) de las siguientes realidades:

  1. Los juguetes se guardan en cajas/baúles/canastos enormes donde todo se pierde.
  2. Los juguetes están escondidos, pero no ordenados.
  3. Más importante aun: no existe un sistema de orden como tal.

¿Por qué ocurre esto? Tener los juguetes en canastos enormes facilita el trabajo a la hora de guardar, pero los juguetes se mezclan: las muñecas quedan junto a las piezas de un puzzle y a los autitos y al pan del desayuno que cayó ahí pero nadie se dio cuenta. He visto salitas de juegos donde hay unas preciosas cajas apiladas en repisas dignas de una revista de decoración, pero ¿qué contienen las cajas? Nadie lo sabe. Podría haber un kilo de pan del desayuno en cada caja y nadie se enteraría.

Por otro lado, al esconder los juguetes (en un clóset o debajo de la cama) solo consigues trasladar el caos a un lugar menos visible, pero indudablemente no soluciona el problema. Y en general, creo que la situación más común es que el orden no está sistematizado, y tarde o temprano los juguetes terminan apoderándose de la casa igual. Como Toy Story versión zombi. Muahaha.

Por eso hace unos meses, cuando los juguetes de Dinoniño y la Inspectora amenazaban con tomarnos como rehenes en nuestra propia casa, decidí ponerle freno al problema y enfrentarlo: eran ellos o nosotros. Y ahora quiero contarles cómo lo hice para organizar los juguetes y no morir en el intento (¿les doy una pista? Ganamos nosotros).

 

Primer paso: revisa y evalúa los juguetes que hay en casa

Un fin de semana es ideal para esta primera tarea, que es la más larga de todas. ¿En qué consiste? En revisar cada uno de los juguetes que hay en la casa y decidir qué se queda y qué se va. Los criterios son sencillos:

  • Se quedan los juguetes que se usan regularmente. Si tienes dudas sobre un juguete en particular, guárdalo fuera del alcance de los niños por un mes. Si nadie lo echa de menos o pregunta por él, se va.
  • Se van los juguetes que ya no se usan, los juguetes rotos, los repetidos o aquellos con los que nunca engancharon. ¿Dónde se van? Puedes regalarlos si están usados o venderlos si están nuevos.
  • Se guardan fuera de vista los juguetes que no se usan pero que tienen “potencial”, como ese rompecabezas que heredaron de los primos y que todavía les resulta muy complicado pero que en un par de años les va a servir. También entran en esta categoría los que les quedaron chicos pero van a servir para los futuros hermanitos menores. ¿Dónde se guardan? Una bodega es un buen lugar.

 

Segundo paso: revisa el espacio que tienes disponible y decide dónde guardarás los juguetes

Una vez que hayas revisado todos los juguetes y hayas eliminado los que ya no sirven, es el momento de decidir dónde quieres que vivan. ¿Los quieres en la pieza de los niños? ¿Tienes una salita de juegos destinada para ellos? ¿Prefieres distribuirlos en distintos lugares de la casa?

Cuando yo llegué a este punto, decidí que los juguetes se guardarían en la pieza de los niños, porque ahí había espacio suficiente, pero necesitaba un mueble nuevo. En mi opinión, es preferible que los juguetes se guarden todos juntos y que exista un mueble (o varios muebles) con dedicación exclusiva para juguetes. Son ideales los muebles con repisas que estén a la altura de los niños, para que tengan libre acceso a lo que necesitan sin tener que pedir ayuda.

 

Tercer paso: agrupa los juguetes por categoría

Este paso también puede llamarse “haz montoncitos”. Toma los juguetes de a uno y déjalos en el suelo, formando grupos de juguetes que sean similares entre sí. Por ejemplo, todos los juguetes armables van en un grupo, las muñecas van en otro, los materiales de dibujo en otro más, y así. La manera en que agrupes los juguetes tiene que hacerles sentido a los niños, para que después puedan encontrarlos cuando los necesiten.

A modo de ejemplo, estos fueron algunos de mis montoncitos:

  • Muñecas
  • Lego
  • Dinosaurios
  • Cocina (comida de plástico y utensilios para cocinar)
  • Manualidades
  • Autos
  • Play-Doh
  • Letras y números

 

Cuarto paso: mete todo en cajas

Mi primera opción a la hora de elegir dónde meter cada grupo de juguetes es la que considero más práctica: cajas transparentes de plástico. ¿Por qué cajas? Porque son fáciles de almacenar. ¿Por qué de plástico? Porque son baratas, resistentes y se limpian fácilmente con un paño húmedo. ¿Por qué transparentes? Porque se ve lo que está adentro.

Ojo: no compres las cajas (u otro tipo de contenedor) antes de tener listos tus montoncitos, porque podrías terminar comprando cajas de más, o cajas de menos, o cajas de tamaños inadecuados. En mi caso, medí al ojo el volumen de cada grupo y escogí en el Homy una caja para cada grupo en tres tamaños: cajas grandes con rueditas y tapa, cajas medianas sin rueditas pero con tapa, y cajas chicas tipo canasto.

Eso sí, no todo tiene que ir en cajas. Hay juguetes que ya vienen en cajas, como los puzzles, y basta con apilarlos. Otros juguetes no pertenecen a ninguna categoría (un tambor guacho, por ejemplo) y pueden ir perfectamente solitos, siempre que no sean muchos. Mención aparte para las cosas grandes que no caben ni en cajas ni en muebles y que tienen que ir aparte por razones prácticas (una mesa de actividades, por ejemplo, o un instrumento grande).

Juguetes

 

 Quinto paso: rotula las cajas

Es fundamental que los niños sepan lo que debe ir dentro de cada caja, y para eso están los letreros. Yo hice en el computador unos letreritos en letra clara más una foto sacada de internet. Los imprimí y los pegué en cada caja con esos autoadhesivos transparentes que venden en rollo en las librerías. Otra opción es hacer los letreros a mano en cartulina, y las fotos pueden venir de algún catálogo de juguetes.

 

Cómo ordenar los juguetes: cajas

 

Sexto paso: ubica las cajas en su lugar

Tengo la suerte de que mi papá hace muebles preciosos y con el amor que solo un abuelo puede tener, construyó una maravilla de mueble a medida para los juguetes. En realidad, lo hizo a medida para las cajas, lo que lo hace absolutamente perfecto. Pero no hay que temer: fabricar un mueble nuevo no es imprescindible. Puedes usar lo que ya tienes, o comprar un mueble nuevo, o incluso usar repisas para guardar las cajas.

Parece una tarea larga, y no les voy a mentir: lo es. Pero una organización masiva se hace una sola vez; después solo se necesita una mantención. En mi caso, una vez a la semana meto en cajas todo lo que pille afuera y listo. Con el tiempo habrá juguetes que los niños ya no van a querer usar y solo vamos a tener que sacarlos de su caja, reemplazarlos por algún juguete nuevo y cambiar el letrero. Así de simple.

 

cómo organizar los juguetes

Séptimo paso (y el más importante): mantén el orden

De nada sirve que hagas todo este trabajo si en un par de meses va a estar todo desordenado nuevamente. ¿Cómo evitarlo? Con una regla sencilla pero eficaz: cuando los niños terminan de jugar con algo, lo guardan en su caja, llevan la caja al mueble y recién ahí pueden sacar otra cosa. A veces quieren usar más de un juguete a la vez, como cuando construyen una ciudad de Lego con autos y dinosaurios, y no hay problema con eso, pero cuando ese juego “múltiple” termina, cada cosa se va a su respectiva caja y cada caja a su lugar.

Al comienzo requiere de supervisión constante para que recuerden guardar antes de continuar, pero es el mismo sistema que tienen en el jardín (van a un jardín Montessori donde cada niño trabaja de manera autónoma) y termina por transformarse en un hábito.

Llevamos varios meses con este método para organizar los juguetes y ha resultado súper bien. Ya no hemos vuelto a tener juguetes perdidos, porque está todo a la vista, y los niños han sabido mantener el orden. ¡Valió la pena el trabajo!

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

Tagged , ,

2 thoughts on “Cómo organizar los juguetes de los niños en 7 simples pasos

  1. Hola… estoy en el desafío de ordenar la sala de juegos…. consultarte q medidas tienen tus cajas grandes y medianas?

    1. Hola! Las grandes miden 32 x 42 cm (y 31 cm de alto), y las medianas miden 29 x 37 cm (y 20 cm de alto). Saludos!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.